Ordenanza regula la tenencia y comercialización de la fauna urbana en el cantón Morona

La propuesta dirigida por el concejal Tarsicio Ojeda inició porque se aplicará la ordenanza de recolección diferenciada de los residuos sólidos, en unos meses. Debido a la necesidad de mantener la ciudad limpia porque los canes rompen las fundas de basura y esto genera un mal aspecto a la ciudad, se consideró formular esta ordenanza.

Este proyecto fue aprobado en primer debate. Este jueves 02 de octubre, la ordenanza será socializada con ciudadanos y veterinarios para considerar la participación ciudadana, que contempla el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD).

La ordenanza examina la protección y tenencia de perros, gatos, animales menores, gallinas, aves de corral, cerdos, ganado caballar. Determina la responsabilidad que los ciudadanos deben tener con sus perros y gatos, de forma que beneficie al sector humano.

60 artículos están contemplados en la norma, que sanciona a ciudadanos que crían cerdos, cerca de las riveras de los ríos porque eliminan los desechos sin ninguna prevención. Además a quienes tienen criaderos de aves de corral en los centros urbanos.

Las sanciones van desde leves, graves y muy graves pero están consideradas para discusión, en la socialización que el concejo realice con la ciudadanía. Hasta el momento, se discurren como faltas graves mutilar (la cola) a un animalito, y muy graves, cuando un perrito muerde a una persona y el dueño no se hace responsable.

Según el reglamento, las sanciones se vislumbran desde un salario mínimo vital hasta 10 de ellos. En el caso de que algún bovino se encuentre en las vías, obstaculizando el tránsito, será llevado al camal hasta que el dueño lo retire, o sino al cabo a tres días será sacrificado.

Para el Concejal de Morona, Tarsicio Ojeda, los animales deben ser valorados y considerados como un miembro más de la familia. Según Ojeda, los ciudadanos deben ser responsables con su entorno.

Mostró el ejemplo de un can, que permaneció durante años amarrado a una soja en el sector “27 de Febrero” en un estado muy lastimoso. Como la ordenanza se hizo pública en los medios de comunicación locales, el dueño del animalito ha procedido a retirarlo del lugar donde se quedaba.

Rescató, que el Municipio de Morona brindará el registro para los animales, el servicio de esterilización, que tendrán costos mínimos, para un mejor acceso a los ciudadanos.

El registro conserva varias opciones para colocar el nombre y dirección de los animales (perros y gatos) implantar un chip, un tatuaje o un collar con el respectivo detalle.

También informó que para elaborar esta ordenanza se ha realizado consultas y comparaciones con las ordenanzas de Quito, Guayaquil y Riobamba, como organizaciones de protección a animales. Aparte, las adaptaciones de la norma, se ajustan con la realidad del cantón.

La ordenanza entrará a discusión el próximo lunes, la cual será analizada en segundo debate.

Todas las ordenanzas del cantón son de información pública. Luego de ser aprobadas, son expuestas en el portal de la institución: www.macas.gob.ec.